mans

mans

dissabte, 29 de desembre de 2012

EL MODEL AI

AI, son les sigles en anglès d'indagació apreciativa, model atribuït al expert en gestió David Cooperrider. Buscava que ens concentréssim en els atributs positius i el possible potencial de la persona, en lloc de fixar-nos en les seves debilitats. De fet, va canviar la pregunta típica de “Quin és el problema?” per “Que és el que funciona be en aquest moment?”, ja que concentrar-se enles debilitats, acostuma a generar una impressió negativa. 

Ser conscients dels defectes que tenim, ens porta a ser millors, sempre i quan no ens concentrem excessivament en aquests defectes, ja que aleshores, ens complicarà un enfocament obert i positiu per obtenir uns bons resultats.

El principi bàsic és treballar en una idea encara no prou madura, i seguir desenvolupant-la fins al final, sense abandonar-la prematurament al sorgir problemes. 

Les persones ens poden mostrar molt del seu caràcter en funció de com enfoquen les seves converses. Per Cooperrider, hi ha 4 tipus de caràcters segons la reacció de les persones davant les sugerències:
• EL CRITIC La idea és bona, però .....
• EL DICTADOR ¡No!
• EL MESTRE No, la idea no és bona perquè .....
• EL PENSADOR AI Si, i també podríem .....



RESILIENCIA

En el ámbito psicológico, “Resiliencia”, vendría a ser la capacidad de los seres humanos de afrontar y superar el dolor, sufrimiento y malestar, ante las situaciones negativas con las que convive diariamente y pese a todo, seguir adelante con fuerzas renovadas y un ánimo positivo.
Ya lo decía Friedrich Nietzsche: “lo que no me mata, me hace más fuerte”. 


Esa curiosa palabra se relaciona de forma directa con un estado anímico positivo y de felicidad, lo cual nos facilita apartarnos de las conductas depresivas y emociones negativas que nos producen tristeza, apatía y bloqueo (tanto a nivel psicológico como a nivel físico).
Es por ello que sería muy conveniente entrenarnos en esa capacidad de sobreponernos al dolor y adquirir fortaleza para seguir con nuestra vida de la mejor forma posible. ¿Podemos hacerlo? Si, y puede que no sea tan difícil.

Acerquémonos a las personas que son importantes para nosotros (familia, amigos,…) y mantengamos un contacto más profundo. Aceptemos que pueden ocurrir hechos negativos como positivos, y aunque no podamos cambiar lo sucedido, lo que si podemos hacer es percibirlo de otra forma. Actuemos con decisión y dirijamos nuestros esfuerzos en objetivos que nos motiven y consigan generarnos interés. Seamos creativos y utilicemos estrategias adecuadas para intentar solucionar los problemas, sin que las dudas y los temores nos impidan avanzar. Decidamos y no dejemos de tener sentido del humor, ocurra lo que ocurra.
Es así como conseguiremos ser resilientes.